Sofás, sillones y butacas

Mullidos, rígidos, con chaiselounge, cómodos, de piel, de tela suave, con cojines, con antebrazos articulados, sofás que se convierten en cama... Nuestro descanso es algo que dejamos que sencillamente ocurra cuando utilizamos y buscamos la funcionalidad de un mueble. No tenemos la misma disponibilidad y porte al sentarnos en una silla que en un sillón o en un sofá, no solo depende de la acción o actividad que acometemos sino de las prestaciones que nos ofrece el mueble en si. ¿Qué le pides a tu sofá o a tu sillón?